DISEÑO E INTERIORISMO EN BARCELONA. Tercera parte

En este tercer artículo sobre interiorismo hablaremos de las “decisiones” para elaborar un diseño interior.

Un diseño interior inteligente, sencillo y practico mejora la vida de las personas, aporta nuevas sensaciones y belleza.

Puedes revisar los artículos anteriores sobre interiorismo aquí, para seguir el hilo a nuestros comentarios y opiniones:

DISEÑO E INTERIORISMO EN BARCELONA. Primera parte

DISEÑO E INTERIORISMO EN BARCELONA. Segunda parte

En esta tercera parte seguimos definiendo el significado de la palabra diseño conociendo más aspectos importantes para poder elaborar en nuestro sector un gran diseño interior.

2/5.- Decisiones ¿Cómo se llega a una solución? Con decisiones. El diseño, en nuestro caso el diseño interior, está al servicio del usuario y del producto. Para un buen diseño hay que priorizar básicamente 3 decisiones en los 5 planos que considero que hay en su desarrollo:

  1. Sencillez… en el cómo se ve.
  2. Claridad… en el cómo se usa.
  3. Eficiencia… en el cómo es que es la suma del cómo se ha hecho + cómo funciona + cómo se mantiene.

DISEÑO=DECISIONES

Sencillez – Claridad – Eficencia

Sencillez (Cómo se ve) El rococó, las hombreras y el tunning han hecho mucho daño La sencillez en el aspecto exterior permite una mayor comprensión del producto y elimina el estrés lógico a lo nuevo, a lo desconocido. Por ejemplo en un buen diseño interior en nuestro hogar.
En una sociedad en la que cuánto más tienes más vales, la simplicidad, la sencillez, la sobriedad… parecen valores menores y no es así. El rococó, las hombreras y el tunning han hecho mucho daño.
¿Cuántos productos muy recargados conoces que hayan aguantado el paso del tiempo? ¿Y cuántos conoces con un diseño aparentemente muy sencillo que hayan aguantado décadas, siglos?
¿Un traje de lentejuelas que solo se puede poner en ocasiones muy concretas o un sobrio Chanel negro que vale para cualquier ocasión del día y la noche?
Decía Leonardo Da Vinci: La simplicidad es la más elevada sofisticación. Es una frase con mucho más encanto que el famoso “Keep It Simple, Stupid”. Es lo que buscamos en el diseño interior desde nuestro estudio.

Diseño interior en Barcelona

Claridad (Cómo se usa) La anticipación a necesidades sin ornamentos que distraigan ¿Qué es la claridad? Para mi es sinónimo de usabilidad y es la anticipación a necesidades sin ornamentos que distraigan. Una anticipación visual y mental (que incluye objetivos y predicciones de uso). Corresponde al aspecto exterior (diseño visual/gráfico/estético) y al diseño de la información.

La claridad es la armonía funcional e igual que la armonía visual que antes mencionábamos implica transparencia, equilibrio, consistencia y sobre todo contraste. Y es que un ingrediente clave para conseguir claridad es la diferenciación. Esa claridad en el diseño interior es básico.
Por ejemplo, un caso obvio: si en una web el color de los textos es negro y los enlaces están subrayados en azul, para el usuario será más fácil identificarlos. ¡Eso es contraste! ¡Diferenciación!

Por tanto, sin claridad no se llega a comprender y a usar sastisfactoriamente el producto que puede ser desde un edificio como una página web. Sin claridad no hay soluciones buenas. Sin claridad no hay buen diseño. Ni un diseño interior practico y bello.

¿Cómo se alcanza esta claridad? Con la sencillez visual que detallábamos y resolviendo las principales demandas de información desde el primer momento de una manera constante conforme vayámonos adentrándonos en las diferentes capas del producto.

Eficiencia (Cómo es) Si vamos a la Wikipedia nos dirán que eficiencia es la capacidad de lograr el resultado deseado con los mínimos recursos posibles. Desde un punto de vista económico, nos dirán que es la relación entre los resultados obtenidos (ganancias, objetivos cumplidos…) y los recursos utilizados.
Para la Física, es la relación entre la energía útil y la energía invertida.

Amor entre el cómo se ha hecho, cómo funciona y cómo se mantiene Para mi, la eficiencia en términos de producto, es respeto. Es la relación de amor entre la fabricación (el cómo se ha hecho), el funcionamiento (cómo funciona por dentro) y el mantenimiento (cómo de fácil se mantiene). Es un vals en el que las tres partes van al ritmo del Danubio azul. Es el rumor del agua fluyendo en la naturaleza…

Si las entrañas y materiales del producto (sea un aeropuerto, un móvil, una web, un traje…) impiden o condicionan a peor el aspecto visual, no está bien diseñado. Si las entrañas y materiales del producto encarecen innecesariamente el precio final, si requiere de mucho gasto energético en partes no fundamentales y además contaminan demasiado, no está bien diseñado.
Si es muy laborioso mantener en buenas condiciones cualquier producto tanto por parte de los usuarios como de los creadores para en el futuro hacer nuevas versiones, es que no está bien diseñado.

La eficiencia afecta al plano interno y externo. Consiste en crear algo desde el pasado para que funcione en el presente y aguante el martillo del futuro lo más dignamente posible.
Un ejemplo de eficiencia en la web: diseña los textos para que encajen igual de bien en diferentes idiomas. ¿Cuántas webs has visto que descuadran cuando cambias la versión a otro idioma o usas el traductor de Google? Si no descuadran, es eficiencia.

Hemos hablado de sencillez, claridad y eficiencia como las 3 decisiones para crear un buen diseño. Dieter Rams dijo una frase que las resume muy bien: “El buen diseño significa el menor diseño posible”.

En el siguiente artículo continuaremos hablando del diseño en interiorismo, que nos ayuda a interpretar el diseño interior.

Contactadnos para realizar vuestros proyectos de diseño interior por nuestro estudio y conocernos en. También nos puedes visitar nuestra web en catalán: www.barcelonainteriorstudio.cat o leer este artículo en: http://barcelonainteriorstudio.cat/disseny-interiorisme-barcelona-tercera-part/

El diseño interior que te ayuda a vivir mejor.

2 comentarios

  1. […] Espacios exteriores al detalle para tu proyecto de interiorismo en Barcelona. Tercera parte. […]

  2. […] Pero encontrará dos grandes inconvenientes: en primer lugar en primer lugar, que los espacios de su vivienda fueron diseñados para unos usos muy específicos y no adoptarán nuevos usos de forma tan ideal como ellos había pensado y acabarán modificando físicamente algunos de esos espacios con la ayuda de un interiorista Barcelona. […]

Comentarios estan cerrado.